9/10/14

Necesidad de ser amado

Necesidad de ser amado

En el planeta del Principito había diferentes clases de hierbas.  Algunas eran buenas y otras eran malas hierbas. Cuando son pequeñas, ambas se parecen.  Pero si uno no identifica las malas hierbas a tiempo y las arranca de raíz, crecen e invaden el planeta.  El Principito conoció a alguien que vivía en un pequeño planeta.  Los baobabs crecieron tanto que hicieron al planeta estallar.

Como si fueran plantas, las emociones que experimentamos tienen raíces. Pero para poder arrancarlas de raíz, debemos aprender a identificarlas.  Incluso conocer justamente su raíz.

¿Cuál es la raíz, el origen de esta necesidad tan fuerte que tenemos de ser amados?
¿Por qué buscamos denodadamente otro a quien amar y que nos ame?
Desde la perspectiva Taoísta, que es una de las Ciencias más antiguas que existen, se explica su origen desde dos puntos de vista:

* uno: el yin y el yang, como energías complementarias que forman lo uno
* dos: el ser humano es un vaso, un cuenco, un recipiente energético que necesita ser llenado para sentirse lleno, pleno, satisfecho.

La presencia del otro nos llena en una cierta medida.
Pero… ¿por qué, después de un tiempo, la presencia del amado ya no alcanza para hacernos sentir plenos, completos? ¿Por qué seguimos sintiendo esta “sed” de algo más?
Esto tiene que ver con la calidad del llenado y con el hecho de que el ser humano está conformado por diversos tipos de energía: densas y sutiles, físicas, energéticas y espirituales.

Es por ello que al educar en la salud, se deben tener en cuenta todos los aspectos de la persona, todos sus niveles energéticos, para considerarla en su verdadera integridad.

Seguimos en otro post… ¿Te parece?  Si querés más o hay un tema que te preocupa, escribime un mensaje.

Desde mi mismidad
Alejandra Lucía Rotf
Profesora de Yoga Taoísta



No hay comentarios:

Publicar un comentario